INFORMACIÓN

INFORMACIÓN

PUBLICACION REVISTA D

viernes, 25 de marzo de 2011

EVER BENITO PRESIDENTE DEL PARLAMENTO XINKA

"Sin voluntad política real no sirven las buenas intenciones"


Éver Benito es el actual presidente del Parlamento Xinka y primer alcalde indígena electo en 2007 después de 60 años de estar ese puesto vacante. Desde su perspectiva, él hace un balance de los primeros once meses de gobierno de Álvaro Colom y reitera la poca atención hacia ese grupo étnico y la falta de incidencia en la vida pública.
Benito atribuye esa desatención al hecho que el pueblo Xinka es un grupo minoritario, pese a contar con personas preparadas para ejercer cargos de dirección.
El entrevistado considera que si las acciones impulsadas desde el gobierno no son sobre la base de una voluntad política real, de nada sirve las buenas intenciones; mucho menos si el pueblo no participa activamente en estos procesos.
¿En términos de pueblos indígenas, qué balance se hace desde el pueblo Xinka del primer año de gobierno del Presidente Álvaro Colom?
El señor Presidente hizo compromisos con los pueblos indígenas y el pueblo xinka no fue la excepción, porque planteó sus demandas concretas en la segunda vuelta electoral y aún esperamos respuesta del mandatario.
Colom se comprometió a establecer un gobierno socialdemócrata con un enfoque social para la conciliación y “privilegio de los pobres”, ¿ha llegado este mensaje al Pueblo Xinka?
Si bien ahora tenemos algunas libertades, como la libre asociación, libertad del pensamiento entre otras, seguimos con restricciones, falta de oportunidades y seguimos siendo los que siempre hemos tenido menos. Todavía nos privan de una verdadera participación en la toma de decisiones, principalmente sobre nuestros asuntos.
El gobernante ha dicho que ser incluyente no necesariamente es llevar a indígenas a los puestos, sino como se gobierna. ¿El Pueblo Xinka se siente incluido?
Este gobierno se ha definido socialdemócrata. La socialdemocracia es entregar la participación directa y toma de decisiones de los sectores organizados y especiales de aquellos grupos que verdaderamente conocen las necesidades, demandas y problemas de la sociedad. Esto es algo que no sucede actualmente.
Por ejemplo, en materia de educación, el Ministerio de Educación no ha creado programas adecuados para atender directamente el idioma Xinka. En lo que respecta al rescate y fortalecimiento de nuestra cultura, aún no tenemos respuesta al planteamiento hecho al Ministerio de Cultura; en el Fondo de Desarrollo Indígena Guatemalteco, había un capital para financiar programas de fortalecimiento del liderazgo Xinka y fue transferido para otros fines.
También se hizo el compromiso público sobre el total apoyo a los pueblos indígenas. ¿Después de casi un año, el Pueblo Xinka percibe ya ese apoyo?
Por ahora sólo han llamado a un compañero para trabajar en la embajada itinerante de los Pueblos Indígenas, pero sin acciones concretas.
¿Qué ventajas tiene el gobierno de Álvaro Colom para lograr cumplir sus compromisos con los pueblos Maya, Garífuna y Xinka?. ¿Qué amenazas podrían limitar alcanzar ese cometido?

Creo que lo más importante es una voluntad política real después de eso, no nos sirven ni las buenas intenciones. Hoy el pueblo Xinka sigue esperando acciones concretas en el tema agrícola, infraestructura, educación, salud y cultura; políticas para propiciar un desarrollo sostenible y la participación activa en las instituciones clave del Estado.