INFORMACIÓN

INFORMACIÓN

PUBLICACION REVISTA D

sábado, 18 de junio de 2011

SITIO ARQUEOLOGICO "CUEVA DEL VENADO" AGUA BLANCA JUTIAPA


SITIO ARQUEOLOGICO
“LA CUEVA DEL VENADO”


El sitio La Cueva del Venado se encuentra dentro de la jurisdicción del Municipio de Agua Blanca, Jutiapa, a poca distancia del sitio Siete Manos, así como del sitio La Cueva Del Diablo, que como se manifestara con anterioridad presentan ciertas características que los hacen compartir cierta temporalidad con la cultura de los grandes cazadores.
El pictograma (1.35 m. de largo x o.35 m. de alto) se localiza en lo alto del Cerro El Chaguitillo, justo en la entrada de una cueva de regulares dimensiones. Al pie del cerro se encuentra la Laguna de Obrajuelo, de la que se asume que quienes realizaron el pictograma pudieron haberse beneficiado de la variedad de mariscos que de ella pueden obtenerse aún hoy día.
La vista que se tiene desde la altura a la que se encuentra la pintura es estratégica, desde ella se podría observar cualquier tipo de fauna que se aproximara a abrevar a laguna, así como de cualquier otro grupo extraño que se aproximase al área.
Del pictograma se puede decir que: responde a una gama en estampida, esto se infiere al observar sus extremidades delanteras flexionadas hacia atrás así como la cola erecta y no presenta astas; el mismo pudo haber funcionado como indicativo de la abundante existencia de la especie en la localidad. Al respecto de la especie, se considera que no corresponde al venado que existe hoy día en Guatemala (Cariacus Virginianus) o venado cola blanca, dado el caso que el pictograma presenta muchas pintas en el cuerpo propias del ciervo asiático (Axis axis), conocido en nuestro medio como Chital, el cual pudo haber existido en nuestro medio en un pasado remoto.
Otra característica de la pintura que induce a considerar que se trata de una gama, es que en el vientre de la misma puede apreciarse la figura de un cervato no nato, lo que también pudo haber sido un indicativo de que el área era un lugar donde las hembras de tal especie solían dar a luz.
No obstante la anterior observación, se podría interpretar que la representación del cervato en el vientre, así como la vulva sobre dimensionada denotara el culto a la fertilidad.
Contrariamente a esta obserabación, Stone piensa que son los testículos de un venado macho “basado en el estilo fluido del dibujo y la segmentación del venado, casi como un glifo, la pintura parece ser clásica tardía maya”. Afirmación echa con base a la apreciación de Graham y Heizer (1868) quienes visitaron el sitio arqueológico Papalhuapa que se encuentra a poca distancia de la pintura en cuestión a la cual se le dio la misma temporalidad.
A una distancia más próxima de la pintura existe un sitio arqueológico no registrado, el cual por factor tiempo no fue posible documentarlo, el mismo se encuentra en las riveras de la laguna.
Como última observación se indica que al pie del cerro se encuentra una considerable cantidad de lascas de obsidiana, las que no se sabe sí asociarlas a la pintura o bien al sitio arqueológico.