jueves, 7 de julio de 2011

LAS LAGRIMAS DE ATATUPA



Las lágrimas de Atatupa 



Atatupa era una princesa xinka, la hija más querida y predilecta del señor de los cerros. Era muy bella y todos los nobles de la región se disputaban su mano. De diversos pueblos llegaban los pretendientes, pero ello no se decidía por ninguno. Su padre, a pesar de quererla tanto, era un hombre guerrero, de carácter fuerte y cerrado a cosas sentimentales. Con el paso del tiempo Atatupa se enamoró de un príncipe de tierras lejanas. Los amoríos de la joven pareja llegaron a oídos del señor de los Cerros, quien desde el primer momento desaprobó la relación. 
La princesa por más que insistió no obtuvo respuesta favorable de su padre. Enfermó gravemente y desconsolada fue a llorar sus penas a la orilla de una pequeña fuente en donde se reflejaba su rostro. Se dice que lloró tanto y tanto, que con sus lágrimas de amor incomprendido se formó un gran arroyo, mismo que da nombre a un balneario ubicado en las cercanías de la cabecera municipal. Cuentan los ancianos que las aguas del arroyo no son heladas y tienen cierto sabor salobre y todo aquel hombre forastero que se bañe en el mismo se casa con una miteca. 



1 comentario:

  1. mismo que da nombre a un balneario ubicado en Asunción Mita! ¬¬

    ResponderEliminar